Multilateralismo vs. Regionalismo: ¿Compatibles o excluyentes?¿Por qué existe esta fragmentación?

La globalización, como fenomeno mundial, entre otras cosas, ha determinado nuevas tendencias en el comercio internacional. Así, hemos sido testigos de como los países han adoptado diferentes estrategias para enfrentar  un entorno sumamente competitivo donde la gran parte de los beneficios son de suma cero. Buscando profundizar en este tema es que se pondrá sobre la mesa uno de los debates vigentes dentro del comercio internacional: el multilateralismo vs. el regionalismo.

La discusión se centrará en determinar si la presencia de Acuerdos de Integración Regionales (AIRs) menoscaba la legitimidad y obstaculiza al multilateralismo puesto en práctica por la OMC; o si por el contrario, son compatibles y propician un comercio más abierto entre bloques económicos. Por último, al finalizar este artículo se buscará dar una explicación de los factores que impulsan la fragmentación de los miembros de la OMC.

Antes de analizar a profundidad las interrogantes planteadas, es necesario revisar algunos términos necesarios para entender el contexto en el que se enmarca esta discusión. Para este propósito será necesario remontarnos un poco en la historia para revisar el proceso de formación de los principales organismos multilaterales.

Las negociaciones que tuvieron como protagonistas a varios países tuvieron como nacimiento el fin de la segunda guerra mundial. Luego de esta guerra las principales economías coincidieron en el deseo de reducir y/o consolidar aranceles aduaneros como medida de liberalizar el comercio y unir a las principales democracias. Como resultado de estas conversaciones, se firmó en 1947 el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) que estuvo vigente desde esta fecha hasta 1995 que se estableció formalmente la OMC producto de las negociaciones de la Ronda de Uruguay (1986 – 1994). La principal modificación con la creación de la OMC fue el cambio de carácter temporal del GATT a un organismo permanente como la OMC, consolidándose como el organismo multilateral con mayor legitimidad en el sistema internacional correspondiente a temas comerciales.

Haciendo una breve revisión de la historia de acuerdos y negociaciones internacionales podemos apreciar que luego de la firma del GATT, y por ende la creación del multilateralismo, esta forma de integración fue la más utilizada por los países a la hora de buscar una integración económica- comercial. Sin embargo, a partir de la década de 1980 los AIRs empiezan a surgir como un mecanismo de cooperación económica muy atractivo, así, alrededor del mundo en este periodo proliferaron este tipo de acuerdos en diferentes regiones. El siguiente gráfico muestra de manera clara lo antes dicho:

Fuente: http://tinyurl.com/krnurdm

De esta forma, luego de esta breve revisión histórica volvemos a la pregunta inicial: ¿son los Acuerdos de Integración Regionales compatibles o excluyentes con el multilateralismo propuesto por la OMC?

Algunos señalan que el regionalismo es compatible con la concepción de la OMC al no ser estos procesos sustitutivos de la integración multilateral sino más bien complementarios. Por ejemplo, la CEPAL llama a este proceso “regionalismo abierto”. Además se señala que el regionalismo le da la posibilidad a países pequeños de tener una posición negociadora más fuerte que la que tendría de manera individual.

Por otro lado, hay quienes señalan que la formación de AIRs son actos discriminatorios porque son acuerdos en los que solo algunos socios o miembros tienen ventajas y no se facilita el comercio a terceros países que no han entrado en estas negociaciones. El principal efecto negativo de este proceso es lo que en comercio internacional se denomina “desviación del comercio” y consiste en que a consecuencia de un acuerdo regional un país deja de importar productos de un país no-miembro del acuerdo y pasa a importarlo de un miembro activo a un precio mayor del que le ofrecía el país excluido. El MERCOSUR puede servir como ejemplo para explicar este dilema: por más que es un AIR, no incluye a toda la región y excluye a países con influencia directa como Bolivia.

Es así que viendo estas principales posturas se puede decir que el regionalismo por sí solo no es excluyente ni obstaculiza el multilaterialismo basado en la OMC, incluso podría favorecer a este último al incluir a otros actores menos favorecidos de manera individual. Sin embargo, se debe revisar con cuidado la finalidad y objetivo de cada AIR , esto en vista que podría llegar a constituirse en un bloque económico que obstaculice la integración económica centrándose solamente en sus miembros y generando una desviación del comercio a gran escala.

Por último, como se mencionó líneas arriba, se buscará esbozar algunas razones por las cuales se ha generalizado esta fragmentación regional, y a veces bilateral, a pesar de existir un organismo multilateral de carácter mundial  que funciona como foro que establece las directrices del comercio internacional.

La primera razón por la cual considero que esta fragmentación de los miembros de la OMC ha tenido un crecimiento constante es por la insatisfacción que ha generado los acuerdos y los objetivos trazados por las diferentes Conferencias Ministeriales a lo largo de los años. En las Conferencias Ministeriales celebradas cada dos años se establecen metas interregionales, las cuales pasan en su mayoría por temas de impulso del comercio y el desarrollo. Al tratar de temas que pueden ser considerados muy abstractos como “el cambio climático; la seguridad alimentaria; comercio y tipos de cambio; e inversión” muchos países consideran que este espacio es insuficiente para encontrar solución a problemas más concretos. Así, se pasa a un regionalismo donde las partes involucradas sean actores directos de la problemática a tratar.

La segunda razón que se propone en este artículo tiene relación con la mencionada anteriormente. La fragmentación se fomenta porque las conferencias de la OMC y las principales economías dejan pasar por alto los múltiples clivajes económicos que existen actualmente y afectan directamente a países que ven en los acuerdos regionales la única manera de hacer sentir -y pesar- su voz.

La tercera, y última, razón que propongo como razón a la fragmentación de los miembros de la OMC se debe a cuestiones de interés geopolítico. Por más que en teoría todos los países tengan la misma calidad de miembros en la OMC, no es novedad los diferentes intereses que tienen las potencias económicas. Así, cada uno buscará la forma de ser más influyente en el sistema internacional y una de esas formas es crear alianzas comerciales regionales. Nuestro caso más cercano es el Estados Unidos buscando formar el ALCA y recientemente con el acuerdo TPP que busca conseguir una ventaja competitiva frente a China.

Es de esta manera que nos damos cuenta que somos parte de un sistema internacional que está evidentemente fragmentado, a pesar de coincidir en un organismo multilateral que se traza metas globales. El reto que le queda a países como Perú será poder acomodarse de la mejor manera a este sistema cada vez más multipolar y competitivo. Por lo pronto, desde mi punto de vista, considero que vamos por un buen camino en lo que respecta a alianzas comerciales. Sin embargo, queda pendiente la tarea de desarrollar cada uno de los mercados que se logran abrir con las negociaciones logradas en los últimos años.

Anuncios

Acerca de jcpomareda

Estudiante de la Academia Diplomática del Perú, Licenciado en Ciencia Política y Gobierno, con mención en Relaciones Internacionales, por la Pontificia Universidad Católica del Perú.
Esta entrada fue publicada en politica exterior y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Multilateralismo vs. Regionalismo: ¿Compatibles o excluyentes?¿Por qué existe esta fragmentación?

  1. Juan Carlos, muy buen artículo, logra presentar de manera concisa un tema tan complejo. Estoy totalmente de acuerdo con tu análisis del interés geopolítico, pero en desacuerdo con tu premisa. El comercio no es de suma cero, he ahí su belleza.

    Como puntos secundarios, dos precisiones a errores de tipeo:
    – el GATT se firmó en 1947
    – la OMC no es parte de la ONU

    Me gusta

    • jcpomareda dijo:

      Gracias Felipe por los comentarios. Las observaciones las he tomado en cuenta y he corregido las imprecisiones.

      De acuerdo a mi premisa, coincido contigo al creer que el comercio a nivel macro es un gana gana para todos, sin embargo, cuando hablamos de una competencia comercial entre países con similar matriz productiva y exportadora, el comercio se vuelve de suma cero. No todo lo que se ofrece se vende, el mercado puede no ser lo suficientemente grande, por lo tanto lo que gana uno lo deja de ganar el otro.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s